Sensibilidad táctil para una mejor manipulación robótica de objetos

abril 25, 2022

La noción de un gran robot metálico que habla en tono monocorde y actúa con movimientos rígidos enlazados entre sí sin fluidez está muy arraigada en la cultura popular desde que la ciencia-ficción la implantó hace muchas décadas.

Este concepto de robot es la antítesis del tipo de robot hacia el que los profesionales de la robótica blanda orientan su labor de investigación y desarrollo. Este tipo de robot se caracteriza, entre otras cosas, por tener piezas flexibles y blandas al tacto, con manos más parecidas a las humanas que a las de robots clásicos de la ciencia-ficción como R2-D2 de la saga de La guerra de las galaxias o Robby de la película “Planeta prohibido”.

Ese modo humanizado de moverse y manipular objetos es el objetivo de una línea de investigación y desarrollo seguida por el equipo de Edward Adelson y Sandra Liu, del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL), adscrito al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos.

Estos investigadores han desarrollado una pinza robótica que, al igual que la mano humana, es lo suficientemente flexible como para manipular objetos de muy diversos tipos. Lo que diferencia este nuevo diseño de otros en este campo es que Liu y Adelson han dotado a su pinza de sensores táctiles que pueden igualar o incluso superar la sensibilidad de la piel humana.

La pinza consta de dos dedos flexibles, inspirados en las aletas de algunos animales acuáticos, que se ajustan a la forma del objeto con el que entran en contacto. Los propios dedos están hechos con materiales plásticos flexibles fabricados en una impresora 3D y albergan una cámara y otros sensores.

Al determinar exactamente cómo se deforman ciertas partes de los dedos durante la interacción con el objeto que comienzan a agarrar, la cámara (junto con los algoritmos computacionales que la acompañan) puede evaluar la forma general del objeto, la rugosidad de su superficie, su orientación en el espacio y la fuerza idónea que cada dedo debe aplicar para sostener lo mejor posible el objeto sin dañarlo.

Articulos Relacionados

Las tragaperras no podrían concebirse sin la ciencia

Las tragaperras no podrían concebirse sin la ciencia

Las tragaperras son muy divertidas y constituyen, hoy en día, uno de los juegos que más gustan en los casinos en línea. Hacemos nuestra apuesta, pulsamos el botón de girar y vemos cómo giran los rodillos. Cuando estos alcanzan una combinación ganadora, los rodillos...

leer más

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *