¿Formación de nuevos planetas en torno a estrellas moribundas?

febrero 04, 2022

Los planetas no suelen ser mucho más jóvenes que las estrellas alrededor de las cuales giran. Por ejemplo, el Sol nació hace 4.600 millones de años, y poco después se formó la Tierra.

Ahora, el equipo del astrónomo Jacques Kluska, de la Universidad de Lovaina en Bélgica, ha descubierto que también es posible un escenario completamente diferente. Aunque estén cerca de la muerte, algunos tipos de estrellas pueden ofrecer de nuevo las condiciones necesarias para que se formen planetas a su alrededor. Si esto se confirma, habrá que cambiar las teorías sobre la formación de planetas.

Los planetas de nuestro sistema solar se formaron poco después del Sol. Nuestro Sol nació como tal hace unos 4.600 millones de años y, en el siguiente millón de años, la materia que lo rodeaba se agrupó en protoplanetas. El nacimiento, poco después, de los planetas en ese disco protoplanetario de polvo y gas, con el Sol en el centro, explica por qué todos orbitan esencialmente en el mismo plano.

Pero estos discos de polvo y gas no tienen por qué rodear únicamente a las estrellas recién nacidas. También pueden desarrollarse independientemente de la formación estelar, por ejemplo alrededor de parejas de estrellas (sistemas binarios) en las que uno de los miembros está muriendo. Cuando se acerca el final de una estrella de tamaño medio (como el Sol), esta catapulta la parte exterior de su atmósfera al espacio, tras lo cual se apaga lentamente como una enana blanca. Sin embargo, en el caso de las estrellas de un sistema binario, la atracción gravitatoria de la segunda estrella hace que la materia expulsada por la estrella moribunda forme un disco giratorio. Además, este disco se parece mucho a los discos protoplanetarios que los astrónomos observan alrededor de estrellas jóvenes en otras partes de la Vía Láctea.

Sin embargo, lo que no se sabía, y ahora el equipo de Kluska ha descubierto, es que algunos de esos discos en sistemas estelares binarios con una estrella moribunda muestran indicios aparentes de formación de nuevos planetas. Sus observaciones muestran que esto parece ocurrir en uno de cada diez sistemas binarios de ese tipo.

Articulos Relacionados

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *