ESE BARCO NAVEGA BIEN…

octubre 11, 2021

El presidente Luis Abinader llega ya a su primer año y dos meses al frente del Gobierno, habiendo alcanzado, hoy en día, un puntaje de aprobación satisfactoria a su novel gestión, definida en su empeño por servir de ejemplo de trabajo, honradez, transparencia, fiel defensor de la ley y una justicia independiente, fuerte, equitativa y vigorosa.

Aunque le tocó asumir su mandato en medio de un periodo crítico de la economía, vapuleada por la pandemia de coronavirus, el país ha sido testigo de sus esfuerzos por reducir estas penurias, fortaleciendo una campaña masiva de vacunación y un plan de retorno al trabajo, la producción y la educación.

Los resultados, que están reflejados en unos reportes oficiales sobre índices de recuperación, han sido muy halagadores.

El presidente Abinader, que ha derribado de un trancazo las barreras de la incomunicación que solían mantener los gobernantes con su pueblo,

ve y escucha y busca soluciones a los reclamamos populares.

Por ejemplo, sabiendo que una de las más abrigadas preocupaciones de la gente es el problema de la corrupción y la impunidad, el mandatario despejó el camino de la injerencia y la manipulación de la justicia, para que se cumplan los anhelos del pueblo.

Y ahora tenemos resultados a la vista.

Hay muchas cosas que tratar sobre la marcha del Gobierno bajo la dirección de Luis Abinader.

Pero basta afirmar, sin temor, que lo está haciendo muy bien. Oficialistas y oposición, independientes o no, a todos nos cae algo de esto, de una gestión abierta y diáfana, al servicio de todos.

El barco va por buen rumbo.

Articulos Relacionados

EL GUARDIÁN DE LA CARTA MAGNA

El Tribunal Constitucional dominicano, creado por la Constitución del 26 de enero de 2010, es la alta corte nacional responsable de la misión más alta y noble asignada a mecanismo legal alguno de la patria. Esto es, es el mejor garante de la supremacía de la...

leer más
Seis hombres; dos condenas

Seis hombres; dos condenas

Condenados o absueltos, cualquier fuere el fallo final de los jueces, poco debería ya importunar eso a aquellos seis hombres. Así es. Poco. Es más, casi nada. Ya están sufriendo, muy aparte al ámbito de justicia, una despiadada sentencia moral que se eternizará sobre...

leer más

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *