En este espacio el chivo es la estrella del menú

mayo 06, 2022

En una fresca mañana en Yaguate, Román Espinal bromea sobre la connotación negativa que la cultura popular dominicana le da al chivo.

Quien se atasca se enchiva. Quien usa apuntes ocultos durante un examen saca un chivo. Al delator se le llama chivato. A la mujer pícara la tildan de chivirica. Una persona o grupo con un griterío tiene una chivería.

El chivo “se asocia con cosas negativas, pero sabe muy bueno”, comenta Espinal, empresario del área aduanera cuya familia produce ganado caprino, además de tilapias, en este municipio de San Cristóbal.

Por eso cuando, fruto de la pandemia de covid-19, el negocio comenzó a enfrentar dificultades por el retraso en los pagos de los comercios a los que suplía la carne, Espinal no dudó en darle un giro a la empresa familiar y, de paso, aprovechar las expresiones populares relacionadas con el chivo.

Así surgió La Chivería, un restaurante donde el chivo es la estrella del menú.

Esta carne, tan apetecida en el sur, figura en platos como risotto, pasta, tacos, nachos, croquetas y, por supuesto, guisos, en la carta cuya creación contó con la asesoría de la chef Madelin Campusano.

La tilapia, la otra especialidad de la casa, se sirve en asopado, albóndigas, ensalada, ceviche, frita (de lo más popular aquí, junto con el ceviche y el chenchén con chivo, informan los cocineros), al coco y al vapor.

Aparte de la crianza de chivos, en el lugar hay cinco estanques para piscicultura, donde se crían la tilapia y el pacú servidos en el restaurante.

El establecimiento forma parte de Villa Sophia, complejo ecoturístico enclavado en un entorno natural y concebido, según Espinal, para fortalecer el turismo en Yaguate, tierra del Ingenio Caei, el Parque Solar Girasol, el embalse de Valdesia (que comparte con la vecina provincia Peravia), el Conde de Mana y la cueva La Mancha.

Aquí el visitante hace más que saciar su apetito. Puede disfrutar un tiempo al aire libre con sus seres queridos (sin olvidar las mascotas), inmortalizar recuerdos en una fotografía, interactuar con los chivos (a los niños les encanta) o hacer pesca recreativa.

“Este es un espacio para la familia”, dice Espinal, cuya primera hija inspiró el nombre del proyecto Villa Sophia.

Así que, al oír la palabra chivería, ya no hay por qué darle siempre una connotación negativa.

Leer también: Receta de chivo estilo sureño

Articulos Relacionados

El poder magnético del agua para elevación del alma

El poder magnético del agua para elevación del alma

¡Tengo sed! Dame de beber de esa agua. ¡Y Yo te daré el agua que no volverás a tener sed! Por citar, en estas dos proclamas, Jesús daba la dimensión que se interrelaciona con el agua. En el diálogo con la samaritana, Jesús no tenía sed, solo buscaba darle el agua de...

leer más

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *