El país le responde con firmeza a CIDH sobre embarazadas

diciembre 02, 2021

El gobierno dominicano juzgó ayer “injusto e in­oportuno el comunicado de la Comisión Interamerica­na de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA que cri­tica el proceso de repatria­ción de embarazadas haitia­nas en condición migratoria irregular en República Do­minicana.

Al fijar su posición res­pecto a esa declaración, las autoridades indican que el deterioro institucional de Haití, sobre todo a partir de 2019, “ha agravado una si­tuación excepcional y ex­traordinaria de ingreso ma­sivo de migrantes haitianos hacia República Dominica­na, entre ellos, mujeres em­barazadas en procura de los servicios gratuitos de salud pública que su gobierno no les provee”.

En 2018, explica, se re­gistraron 14,693 partos de madres haitianas en hos­pitales públicos dominica­nos, mientras en 2019, con el aumento de la inestabili­dad de Haití, los partos casi se duplicaron a 27,984.

Para el año 2020, los par­tos aumentaron a 30,322 y desde enero hasta septiem­bre de 2021 se han regis­trado 24,376 en la red de hospitales públicos, lo que implica “que mientras en 2018, el 12.5% de los par­tos de la totalidad de la red pública fue de madres hai­tianas, esta proporción au­mentó a 23% en 2019, a 27.2% en 2020 y a 30% en los primeros nueve meses del 2021”.

El gobierno lamentó el hecho de que Haití esté viviendo “una situación de precaria gobernabili­dad y violencia extrema que motiva a muchos de los ciudadanos a buscar servicios básicos fuera de ese país”.

A la incapacidad del Es­tado haitiano para suplir las necesidades de su ciudada­nía, el gobierno advierte de que esta es “una correspon­sabilidad de la comunidad internacional, ya que Haití se encuentra bajo mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas des­de 2004”. Ese fracaso de la comunidad internacional en Haití, agrega, “ha dejado a República Dominicana en la inadmisible situación de atender, por sí sola, la au­sencia de servicios públicos del país vecino”.

Expone que ese es el con­texto en el cual la Comisión Interamericana de Dere­chos Humanos de la OEA “emite su injusto e inopor­tuno comunicado sobre las embarazadas haitianas en condición migratoria irre­gular” en el país.

“…República Dominica­na manifiesta su más enér­gico rechazo a la irrespon­sable pretensión de colocar la solución de los proble­mas haitianos sobre los hombros dominicanos”, agrega.

Articulos Relacionados

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *