EL GUARDIÁN DE LA CARTA MAGNA

noviembre 21, 2021

El Tribunal Constitucional dominicano, creado por la Constitución del 26 de enero de 2010, es la alta corte nacional responsable de la misión más alta y noble asignada a mecanismo legal alguno de la patria.

Esto es, es el mejor garante de la supremacía de la Constitución, la defensa del orden constitucional y la protección de los derechos fundamentales.

Fue concebido como el órgano supremo de interpretación y control de la constitucionalidad.

Sus decisiones son definitivas e irrevocables y constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y todos los órganos del Estado. Es autónomo de los demás poderes públicos y órganos del Estado y posee autonomía administrativa y presupuestaria.

Su creación revolucionó la jurisprudencia dominicana, y a día de hoy ha establecido precedentes vinculantes que permiten impulsar los cambios sociales e institucionales para vivir en Constitución y establecer garantías para sectores vulnerables.

En sus primeros seis años de fundado, el TC emitió 3, 001 decisiones y 835 sentencias durante el año 2017.

Ha establecido jurisprudencia en casos de feminicidios, violencia intrafamiliar, uniones consensuales, cuotas afirmativas, expropiación, derecho a la educación, defensa del patrimonio ecológico nacional y de los bienes del dominio público, debido proceso, derechos de los envejecientes y autonomía de los órganos constitucionales.

También, sobre regulación migratoria y perfiles de la nacionalidad dominicana, respeto de los procedimientos constitucionales, equidad de género, recursos naturales, patrimonio de la nación y seguridad social.

Esa jurisprudencia ha impactado en las decisiones de los tribunales y la doctrina constitucional dominicana.

A través de sus decisiones, sus proyectos y programas educativos, el tribunal constitucional dominicano hace un aporte extraordinario para que los dominicanos vivan en Constitución.

Valido es recordar lo que sobre esa Constitución dijo en una ocasión el presidente del TC, el magistrado Milton Ray Guevara: “…solo la Constitución libera a los ciudadanos; nunca pensé que la responsabilidad que se nos otorgó era tan demandante y transcendente”.

Démosle calor a ese gran garante de la fortaleza de nuestra Carga Magna, el TC, que es igual a inyectar vida y construir un baluarte para la protección y defensa de nuestra propia existencia como dominicanos.

Articulos Relacionados

ESE BARCO NAVEGA BIEN…

ESE BARCO NAVEGA BIEN…

El presidente Luis Abinader llega ya a su primer año y dos meses al frente del Gobierno, habiendo alcanzado, hoy en día, un puntaje de aprobación satisfactoria a su novel gestión, definida en su empeño por servir de ejemplo de trabajo, honradez, transparencia, fiel...

leer más
Seis hombres; dos condenas

Seis hombres; dos condenas

Condenados o absueltos, cualquier fuere el fallo final de los jueces, poco debería ya importunar eso a aquellos seis hombres. Así es. Poco. Es más, casi nada. Ya están sufriendo, muy aparte al ámbito de justicia, una despiadada sentencia moral que se eternizará sobre...

leer más

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *