¿Cómo desintoxicar las relaciones laborales?

junio 05, 2022

Correos electrónicos o mensajes fuera de tono, llamadas para manipular al destinatario, compañeros que se quejan de sus tareas o videollamadas agresivas que generan sumisión en quien las recibe al temer las reacciones que podría provocar si expresa sus propias opiniones, son ejemplos de ‘toxicidad virtual’.

Con la llegada del coronavirus y la implantación del trabajo en remoto, las conductas inadecuadas ‘cara a cara’ en la oficina presencial se han trasladado al ámbito virtual, a través de las pantallas, donde pueden potenciarse las vertientes manipuladoras y/o agresivas de algunas personas, según la firma Incrementis.

 Si una persona es asertiva, es decir que tiene capacidad de expresarse y decir lo que piensa o siente, respetando a su interlocutor y respetándose a sí misma, disminuye la probabilidad de que se produzcan ofensas y comportamientos tóxicos en la relación laboral, según David Comí, director de Incrementis.

Hoy sabemos que el mayor índice de bajas médicas se produce por la ansiedad y la depresión, y que el principal motivo por el que acabamos sufriendo estos trastornos con más frecuencia es mantener relaciones con personas de nuestro entorno más cercano que resultan tóxicas para nosotros, explica la psicóloga Silvia Congost, experta en autoestima y dependencia emocional.

Relacionarse con alguien tóxico, ya sea en el ámbito laboral, de amistad, familiar o de pareja, puede implicar que, “si no te alejas de esa persona o no aprendes a tratarla y a cuidar de ti, acabará desequilibrando tu vida y destruyéndote por completo, a nivel psicológico, físico y emocional”, señala Congost (www.silviacongost.com), autora del libro “Personas Tóxicas”.

Las relaciones con esas personas que resultan destructivas y dañinas para nosotros, que alteran y perturban nuestra paz interior y nuestra calma mental, que nos intoxican, invalidan, empequeñecen y destruyen, son una experiencia dura y destructiva que solo nos llena de sufrimiento, tristeza y frustración, según esta psicóloga.

Señala que “los vínculos que creamos con las personas que nos rodean son extremadamente importantes para nosotros. Los valoramos y nos afectan. Pueden hacernos mucho bien si son sanos, o destruirnos si no lo son”.

“Que por ejemplo en el trabajo quieran verte fracasar es una opción que probablemente no encaje con tu forma de ver la vida y entender los vínculos”, puntualiza Congost.

En el entorno profesional y laboral, donde la manera de comunicarse e interaccionar es fundamental, la presencia

de personas tóxicas dificulta las relaciones profesionales y produce un desgaste innecesario en uno mismo, explica David Comí, formador y director de la consultora Incrementis, (www.incrementis.es) especializada en optimización laboral.

Señala que con la creciente implantación del teletrabajo, las personas tóxicas, que antes ejercían su influencia en el ámbito de la oficina, ahora son capaces de trasladar sus comportamientos generadores de malestar y conflictos a través de las pantallas digitales

Articulos Relacionados

El poder magnético del agua para elevación del alma

El poder magnético del agua para elevación del alma

¡Tengo sed! Dame de beber de esa agua. ¡Y Yo te daré el agua que no volverás a tener sed! Por citar, en estas dos proclamas, Jesús daba la dimensión que se interrelaciona con el agua. En el diálogo con la samaritana, Jesús no tenía sed, solo buscaba darle el agua de...

leer más

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *